The following two tabs change content below.
Daniel Diaz

Daniel Diaz

Alpinista, montañero, senderista, mi lugar se encuentra entre amplios valles, altas cimas, gélidos glaciares y frondosos bosques. Voy de cumbre en cumbre, si subes hasta la cima, puede que me encuentres por allí 😉 Nos vemos en las montañas y en Instagram¡ @danialpino

Oeschinensee

Desde el pueblo de Kandersteg, visitamos el idílico lago Oeschinensee y subimos al refugio de Frundenhorn, en los Alpes suizos berneses.

En esta ocasión, llegar hasta la cima no era el objetivo y si el refugio de Frundenhorn, tras dejar atrás un lugar como pocos en los Alpes, la llamada perla de los Alpes, que no es otro que el lago Oeschinensee (1.578 m.), nombre Oeschinen, “see” significa lago y es la forma de añadir esa palabra a cada laguna ó lago, lo mismo que a los picos les añaden “horn”, Matterhorn, Frundenhorn, Weisshorn…

Los adjetivos calificativos para esta ruta de montaña empiezan en increible y terminan en bestial, con todo lo que queda por medio, alucinante, magnífica, abrumadora, bella, sensacional, sorprendente… y es que subir desde Kandersteg y descubrir el valle donde encontramos el lago, rodeado de decenas de cascadas, cataratas y detrás el muro montañoso con impresionantes glaciares, se convierte en un espectáculo acotado a muy pocos lugares, “boca abierta :O ” en todo el recorrido.

Más detalles y todas las fotografías de una ruta memorable a continuación.

Ruta de senderismo/montaña Kandersteg lago Oeschenensee y subida refugio Frundenhorn

La ruta podemos empezarla en el mismo pueblo de Kandersteg o coger el teleférico desde esa misma localidad que nos sube a la estación de esquí y desde allí, empezamos un tranquilo paseo por verdes prados, bosque de abetos que tapa la Perla y que tras cruzarlo nos deja verlo entero para quedarnos con la boca desencajada, una imagen de postal, lago, montaña, glaciares, cascadas y cataratas… y un par de bancos para sentarse y contemplar la escena.

lago Oeschinensee

Glaciar, cascadas y lago Oeschenensee

Tras despertar del sueño de naturaleza en estado puro, tomamos la senda que continua por la margen derecha del lago, para subir al refugio de Frunderhutte a 2.562 m. En ese tramo, las vistas se van haciendo más y más espectaculares, tomando una perspectiva del lago y las montañas y cascadas que lo rodean, que nos impiden seguir el ritmo, nos vemos obligados a parar cada poco tiempo para disfrutar de postales a cada lugar donde mirábamos.

Kandersteg lago Oeschenensee y subida refugio Frundenhorn – Galería de fotos

Cruzamos riachuelos, cascadas, bosques y una fuerte pendiente, había que salvar 1.000 metros de desnivel entre el lago y el refugio , pero en ningún momento se hizo duro o pesado, debido al buen trazado, algún que otro banco de madera por el camino y sobre todo un entretenimiento constante, las abrumadoras vistas.

Cascadas Oeschinensee

Cascada junto al lago oeschinensee

Antes de llegar al refugio, entró tormenta, se puso a llover y una niebla intensa (marrón a la vista) pero ya estábamos cerca, con un tramo donde había cuerdas para subir la pendiente, no para escalar y si para ayudarse y apoyarse para evitar caidas con el suelo mojado o a modo de quitamiedos por los barrancos cercanos, además acondicionada parte de la senda.

Ya en el refugio, uno de tantos buenos refugios en Suiza, al menos la zona que conocimos, comedor y primera estancia, de las vistas desde el refugio no hace falta hablar. Allí nos secamos, comimos comida calentita hecha por dos amables y rubias guardas del refugio. Justo al lado del refugio, una lengua del glaciar , evitaba el montículo donde estaba ubicado.

Tras la tormenta, salió el sol de nuevo, cielo azul y vista a los glaciares cercanos, donde no paraban los estruendos de desplomes de grandes bloques de hielo, como se ve en una de las fotos, avalancha y el sonido era brutal, parecían estruendos provocados por barrenos, la montaña entera se estremecía a nuestros pies, una sensación extraña, pero que vista desde la distancia, no hacia más que dejarnos impresionados.

Desplome Glaciar

Avalancha del glaciar en la subida al refugio Frundenhutte

Esa noche no pernoctamos en el refugio, en cuanto mejoró el tiempo bajamos a tomar el último teleférico a Kandersteg a las 18 h. En la bajada, sol alumbrando el Lago Oeschinensee y un deleite constante de color turquesa, cataratas, cascadas y verde prado. A ratos el glaciar se hacía notar con más desplomes y estruendos.

Tras pasar de nuevo por el lago Oeschinensee, parada obligada en los bancos de madera, deleite durante un buen rato y despedida de uno de los lugares más bonitos y espectaculares de los Alpes Suizos.

Para quienes le asalte la duda de como es la ruta en cuanto a dificultad, etc:

Ficha de la Ruta de senderismo/montaña Kandersteg lago Oeschenensee y subida refugio Frundenhorn

Dificultad: Fácil. El último tramo hasta llegar al refugio, es el más delicado por la altura y algún paso elevado, pero las cuerdas que lo equipan, hacen que no haya problema en la progresión.

Duración: 8 horas ida y vuelta incluyendo paradas, fotos, comida, más fotos, beber, continuar haciendo fotos, es decir, ruta para disfrutar de una inolvidable jornada de montaña y senderismo.